Loading...

NOTICIAS

Voces con eco

En su 14º edición, SABF vuelve a subir la vara: bajo el lema “La paradoja del poder” promete ahondar en temáticas de agenda global, con el compromiso que lo caracteriza, pero ofreciendo novedades.  

Cuidado, alumnos en movimiento. El, 3, 4 y 5 de agosto el SABF vuelve a decir presente, con la participación de 100 estudiantes destacados pertenecientes a más de 25 países, y más de 40 líderes, el eje central de este año será “La paradoja del poder”.

La conferencia internacional presenta algunas modificaciones respecto a otros años en lo organizativo. La apertura del evento será el viernes en el Auditorio de la Ciudad de Buenos Aires (Uspallata 3150), mientras que el sábado y domingo se desarrollará en la Sede del Distrito Tecnológico del ITBA (Lavardén 389).

Durante las jornadas, los disertantes invitados, entre los que sobresalen Alejandro Sewrjugin, Bill Bayrd, Liqun Du, Walter Sosa Escudero, Marcelo Rinesi, Jen Owen, Sari Kontra y Jon Maddog Hall, analizarán los distintos escenarios de toma de decisión con uso del poder, y plantearán las posibles soluciones a través de grupos de la sociedad que posean la capacidad de generar un cambio real y duradero.

“Se avecinan tiempos en los que las decisiones a tomar parecen cada vez más difíciles y los riesgos cada vez más altos. Las soluciones a los desafíos que deberemos enfrentar pueden encontrarse en los focos de poder e influencia. Sin embargo, las causas de estos problemas pueden tener sus raíces en los mismos focos de poder, debido a malas decisiones y negligencia. Por ello, llegó el momento de nuclear a líderes de todo el mundo y ser parte de este proceso de forma relevante”, resaltan Guillermina Bond y Candelaria Zangali, directoras del SABF.

Los subtemas de la conferencia 2018 serán “Sistemas enfrentando la obsolescencia”, “En sintonía con la tecnología” y “Liderando en lo desconocido”. Y todos estos puntos serán abordados en las conferencias con el propósito de comprender la imperante necesidad de liderazgo en un entorno cambiante con la tecnología como estandarte.

Además, como una de las tantas novedades, se presentarán distintos espacios donde las estructuras y límites se desdibujan, y los participantes pueden debatir sin moderadores, explorar por sí mismos, conocerse, intercambiar experiencias, pensar lateralmente y relajarse.