Loading...

NOTICIAS

Una solución en conjunto

El ITBA, Toyota y Mirgor desarrollaron un soporte respiratorio mecánico de emergencia construido con partes y componentes disponibles en el mercado. El proyecto se encuentra en formato Open Source para uso libre de la comunidad.

La actual situación de pandemia conllevó a que instituciones científicas y tecnológicas trabajen en conjunto para dotar a la sociedad de herramientas que ofrezcan soluciones. En esta línea, el ITBA, Mirgor y Toyota Argentina se unieron a través del diseño y desarrollo de un prototipo de soporte respiratorio mecánico de emergencia.

Construido con partes y componentes disponibles en el mercado, el dispositivo está basado en un ciclador automático de resucitadores manuales tipo AMBU y su desarrollo se realizó siguiendo los estándares establecidos por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI).

El  ciclador que posee el modo ventilación controlada por presión (VCP) mandatorio con monitoreo del volumen tidal, se distingue por contar con sensores de control de presión en la inspiración todo el ciclo respiratorio y de flujo para el cálculo del volumen tidal suministrado al paciente.

Fue creado para ser utilizado exclusivamente en situaciones de emergencia y en el contexto de pandemia frente a una situación de catástrofe tal como define SATI. Los destinatarios son pacientes adultos con un peso mayor a 40kg y el usuario previsto es personal sanitario debidamente capacitado. Tiene como objetivo brindar soporte hasta que el paciente pueda ser trasladado a una unidad de terapia intensiva y recibir asistencia mediante un respirador.

Además, su automatización y sistema de alarmas de monitoreo apunta a ser un complemento al personal médico y paramédico, evitando que el mismo deba dar asistencia respiratoria accionando de forma manual un resucitador AMBU y permitiendo su supervisión sobre más de un paciente a la vez.

El prototipo fue sometido a diversas pruebas internas, aunque no ha sido aún certificado bajo ensayos de laboratorios. Para su fabricación deberá procederse a su homologación y seguir las reglamentaciones locales para productos médicos.

Las tres instituciones que participaron del proyecto decidieron poner a disposición de la comunidad científica tecnológica del país y del mundo, así como de las autoridades, libre de cargos y restricciones, los planos, protocolos y demás especificaciones técnicas del prototipo, que se encuentran disponibles para su descarga en  el sitio oficial.

De esta forma, aquellos fabricantes de equipamiento médico, ya sean de carácter público o privado, interesados en su manufactura, podrán emprender sin restricción alguna, los pasos necesarios para su homologación ante las autoridades de aplicación de su respectiva jurisdicción.

De obtenerse su homologación, Mirgor y Toyota Argentina se comprometen a donar las partes y componentes para la fabricación de 250 dispositivos, siempre y cuando la misma sea realizada sin fines de lucro.