Loading...

NOTICIAS

Una respuesta a la demanda insatisfecha

Detrás de wipei, el primer medio de pago online argentino en ofrecer cuotas sin necesidad de tarjeta de crédito, un graduado del ITBA y su hermano. Una plataforma que financia las compras de las personas no bancarizadas o sub bancarizadas.

Apenas se graduó como Ingeniero Industrial en 2013, Javier Álvarez Wrobel comenzó a emprender en el rubro de las finanzas. Esas experiencias le develaron una realidad que desconocía. “Empezamos a notar que nuestros clientes tenían una necesidad latente insatisfecha grande. Veíamos que un individuo no bancarizado o sub bancarizado (aquel que solamente posee una caja de ahorro) consideraba en su día a día adquirir productos/servicios en su celular, pero para ello debía acudir a un crédito en una institución financiera y así finalizar la compra físicamente. Es decir que no existía una posibilidad de cuotificar una compra online de manera instantánea como lo haría con una tarjeta de crédito”.

El dato habla por sí solo: la mitad de la población argentina no está bancarizada. Por eso Javier y su hermano Juan Cruz decidieron capitalizar la oportunidad. Y en enero de 2019 lanzaron wipei, una alternativa de pago para compras online que ofrece cuotas sin necesidad de utilizar o poseer una tarjeta.

Actualmente, la plataforma cuenta con 2.000 usuarios registrados y tiene vínculo con tiendas importantes de retail, indumentaria y turismo; además, busca finalizar el año operando en 15 comercios. Para utilizar el servicio sólo se la debe seleccionar como medio de pago en el e-commerce en el que se quiera efectuar la compra.

 “En Argentina tenemos una penetración de celulares del 135% y de Internet del 93%. De esta población el 85% buscó alguna vez un producto o servicio online con intención de compra, y el 62% confirmó efectivamente esa compra. Esta acción viró al online porque se ahorra tiempo, esfuerzos y dinero. La compra online es un hecho. Sin embargo, la desinclusión financiera también lo es”, revela el graduado respecto a la sostenibilidad de su modelo de negocios.

La plataforma cuenta con un sistema de scoring que protege a los usuarios sin capacidad financiera para que no realicen una compra que no podrían afrontar posteriormente. Es por eso que hasta el momento el límite de crédito son 25 mil pesos a dividirse en un máximo de nueve cuotas. Javier sostiene que el “objetivo es ofrecer un producto financiero honesto y que realmente no hiera el bolsillo del consumidor. Si la compra se aprueba, el usuario recibe notificaciones por mail y celular con la fecha de vencimiento, y valor de las cuotas que adeuda. Las mismas se saldan una vez por mes de manera consecutiva”.

Pronto a cumplir doce meses de vida, wipei debió atravesar un año particularmente complicado en lo que respecta a la situación financiera nacional. Sin embargo, el director de la startup explica cómo lo sortearon: “El mayor impacto ha sido el aumento de la tasa de interés que afecta directamente el costo de nuestros productos frente al consumidor. Nuestro foco está puesto en ofrecer una tasa de interés que se encuentre por debajo del crédito tradicional para no bancarizados. Y para ello trabajamos muy de cerca con los comercios adheridos subsidiando el interés al consumidor final. La devaluación es un riesgo alto para nuestro negocio, pero afortunadamente no nos ha afectado porque la mora es prácticamente nula”.

A sus 29 años, Javier Álvarez Wrobel reconoce que la formación del ITBA incentivó la gestación de su espíritu emprendedor. “La base de conocimiento que la universidad le provee a sus alumnos es un puntapié clave para que, una vez graduados, tengan herramientas para comenzar un negocio propio. Sumado a eso, el ITBA está gestando un ecosistema emprendedor muy positivo, a través de reuniones con egresados y competencias como el 100K LATAM que fomentan e inspiran a emprender”.