Como proyecto final de carrera, un graduado de Ingeniería Informática desarrolló un vehículo autónomo que facilita el transporte de oxígeno durante actividades de recuperación física. ¿Cómo funciona? 

Luciano Bianchi, graduado de la carrera de Ingeniería Informática del Instituto Tecnológico Buenos Aires (ITBA), desarrolló un vehículo autónomo para facilitar los procedimientos de rehabilitación pulmonar. Se trata de una herramienta diseñada a partir de algoritmos de seguimiento para asistir a los pacientes durante las sesiones de ejercicios.

El proyecto se llevó a cabo en el marco del trabajo final de grado que buscó desarrollar soluciones para la rehabilitación de personas con enfermedades neuromotrices. A partir del contacto con la ONG ALPI, abocada a la recuperación física de personas que sufren problemas respiratorios, se planteó una alternativa para que los pacientes puedan llevar consigo el tubo de oxígeno durante los ejercicios de rehabilitación física, una de las principales problemáticas que afecta a la realización del tratamiento.

ALPIBOT es un vehículo robot que sigue a la persona que realiza las actividades de rehabilitación de cerca y de manera autónoma. “Actualmente es el médico o el enfermero quien tiene que cargar con el tubo de oxígeno conectado. A partir de este desarrollo buscamos que ALPIBOT pueda ser una herramienta de ayuda cotidiana durante este proceso”, indicó el ingeniero informático del ITBA, Luciano Bianchi.

 

El objetivo final del proyecto es que los profesionales y doctores que se dedican a esta actividad puedan utilizar el vehículo en los centros de rehabilitación a partir de un mecanismo económico y simple. Los resultados obtenidos a partir del desarrollo de simulaciones y en un prototipo real, así como las opiniones de expertos involucrados, confirman la factibilidad de la solución propuesta.

Durante los ensayos, se examinaron y compararon dos algoritmos de control diferentes a partir de simulaciones por software y experimentos en un laboratorio de captura de movimiento en un entorno controlado. Como resultado, se comprobó que la estrategia denominada Follow the Thread, resultó la más aceptada por lograr un seguimiento de la persona a una menor distancia y de forma más predecible.