Loading...

NOTICIAS

“Tenemos que actuar ya”

Líder de Sensibilización de Cambio Climático y coordinador del equipo Kiri, el Ing. Eduardo Fracassi y una mirada sobre la actualidad de una temática que preocupa.

Cuando en 2012 asistió al Congreso Latinoamericano de Dinámica de Sistemas no creyó que ese evento cambiaría su rumbo profesional. La disertación del Profesor del MIT John Sterman –con quien había compartido curso en 2005 en la Sloan Business School-, una presentación de un simulador que predice la evolución de la temperatura media global en función de los acuerdos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, lo afectó bastante. Lo suficiente al menos para buscar generar un aporte. Luego de pensarlo y gracias a ese envión anímico, decidió ofrecer talleres de sensibilización de cambio climático en el ITBA.

“Cuando comenzamos a dictarlos en 2013 la respuesta fue muy enérgica. Nos sorprendió la vehemencia con la que los estudiantes discutían cada tema. La gente quedó muy movilizada”, rememora el ingeniero industrial Eduardo Fracassi, mientras aprovecha para destacar el aporte que brinda y brindó el CEITBA -“es muy importante para llevar a cabo periódicamente estas iniciativas”-.

Entre sus últimas remembranzas, el graduado del ITBA tiene impregnada la visita al Presidente Ing. Mauricio Macri en la Residencia de Olivos, cuando en 2016 la propuesta 25ºC (77ºF) del equipo Kiri fue ganadora del concurso internacional MIT Climate Colab, “Se trató de una emoción muy fuerte, me puse a llorar en la puerta de la Universidad. Para mí fue algo totalmente impensado. Sabía que podíamos ganar, pero cuando después de una semana de revisar los números, y visualizar que los ahorros de energía, dinero y emisiones eran mayúsculos, creímos todavía más en nuestras chances”.

-¿Qué alcances reales tuvo el proyecto?

-Quisimos hacer dos cosas. Fijar una pauta para el uso de los equipos de aire acondicionado a 25 °C, y hacer un prototipo de un controlador intermedio inteligente para adaptar los aires existentes. El resultado fue mixto, como en la mayoría de las cosas del mundo real. Por un lado, el gobierno implementó la propuesta en 24 °C, y realizó una amplia campaña de capacitación nacional. Según los datos publicados, los cortes de luz en verano disminuyeron en un 40 % y además los lapsos sin energía fueron más breves. En cuanto al controlador intermedio inteligente, creo que debería ser desarrollado por una empresa que cuente con una red comercial de distribución nacional, equipos técnicos para desarrollar y comercializar un producto de venta masivo, cosa que dista de la función y de las posibilidades de la universidad

-¿Cuáles son las inquietudes y dudas más comunes que traen los alumnos cuando llegan a los talleres?

-En estos años las inquietudes han ido cambiando. Cuando empezamos pocos sabían del cambio climático. Hoy el 100 % de los estudiantes lo conoce. Lo que mayoritariamente los sorprende es que el tema es muy urgente, y que, de seguir el ritmo de emisiones, los simuladores predicen que para el año 2040 se saldría de la zona de temperaturas habitables. Descubren que, si no se cambia la matriz energética y se ahorra energía, sus propios hijos tal vez no tengan un mundo como el que tenemos ahora.

-¿A nivel general, notás avances en lo que refiere a la concientización ?

-Sí, el tema aparece en los medios, aunque todavía los periodistas lo toman como algo bastante lejano. Es necesario comunicar que tenemos que actuar ya. El Gobierno de la Ciudad, por ejemplo, ha impulsado el reciclado, el uso de bicicletas, y otras iniciativas que no solo ayudan, sino que concientizan. A la vez, hay figuras públicas a nivel mundial que han hecho donaciones y hablan de esto, como también algunas multinacionales han comenzado a utilizar fuentes de energía renovables.

-¿Qué características deben tener los proyectos para poder trascender y generar algún tipo de aporte?

-Es necesario involucrar a todos los interesados en distintos roles. Un ejemplo interesante, es el de un estudiante de primer año del ITBA que presentó una propuesta en la competencia MIT Climate Colab 2018. Se trata de un emprendimiento para la fabricación y venta de calefones solares con botellas de gaseosas y otros elementos reciclados.

-¿Cuáles son los pasos venideros del Kiri y del ITBA en cambio climático?

-Los ingenieros y licenciados de la Universidad tendrán un protagonismo fundamental en el cambio hacia una economía más sustentable. Nosotros contribuimos en ese sentido a la misión del ITBA. Valoramos la vida y la generación de valor, empleamos la tecnología e innovamos con ideas e iniciativas a fin de movilizar a la sociedad hacia un mundo y una economía más sustentable. Hemos realizado talleres no solo en ITBA, sino también en Chile, Brasil, Costa Rica y Colombia. En total, estimo que hemos realizado unos 30 talleres para unas 500 personas.