Loading...

NOTICIAS

Parte de las soluciones

En el marco de la Estrategia Nacional de Movilidad Eléctrica, el ITBA fue sede de un taller que presentó las oportunidades de su implementación, como también las normativas e infraestructura necesarias.

Durante las últimas dos décadas el mercado internacional de los vehículos eléctricos se desarrolló meteóricamente. El desafío de diversificar las posibilidades de movilidad sostenible potenció este fenómeno a nivel mundial. Y le otorga a Argentina la responsabilidad de adecuarse pertinentemente a una realidad que comienza a tomar terreno.

Frente a esta coyuntura, se desarrolló en el ITBA el encuentro “Estrategia Nacional de Movilidad Eléctrica”, una actividad en formato de taller pensada para reconocer las oportunidades que la movilidad eléctrica puede ofrecer localmente, junto con la posibilidad de reflexionar sobre la infraestructura y el marco normativo necesario.

La iniciativa fue promovida por la Mesa Interministerial de Transporte Sustentable y ONU Medio Ambiente; además de contar con el apoyo del Programa EUROCLIMA+ de la Unión Europea. Durante ocho horas, quienes asistieron –en su mayoría, referentes de los sectores involucrados- analizaron el escenario actual de las provincias y ciudades precursoras en estas temáticas, y estudiaron el caso de las baterías de litio y sus posibilidades de industrialización.

La actividad contó con la moderación de varios expertos, entre los que sobresalió el Ing. Pedro Orbaiz, graduado del ITBA y docente del Departamento de Ingeniería Mecánica. A su vez, fue parte del equipo organizativo el Ing. Nicolás Oxenford, también graduado y profesor de la misma carrera: “El hecho de albergar un evento de este tipo, que involucra tanto el plano técnico de la movilidad eléctrica, como el de las políticas públicas, muestra la visión hacia la innovación que tiene la Universidad, así como su compromiso con el futuro del país”, resaltó.

En cuanto a las conclusiones, esta instancia ratificó la viabilidad de un camino concreto. “El balance es muy positivo. Se acordó trabajar hacia la formación de una red de ciudades para compartir información y lecciones aprendidas en el tema. Por otra parte, se introdujeron las temáticas de disposición de baterías de vehículos eléctricos, e interoperabilidad de infraestructura de carga, y se sentaron objetivos preliminares para avanzar en ambas áreas”, explicó Oxenford.