Loading...

NOTICIAS

Nuestras iniciativas tecnológicas

José Luis Roces da a conocer las cuatro áreas que impulsarán el marco estratégico del ITBA en los próximos cinco años.

La sociedad va tomando conciencia cotidianamente que estamos viviendo en un período de transición tecnológica, sin antecedentes. Los motivos son varios, pero especialmente sobresalen dos: la velocidad de los cambios -que podrían describirse como exponenciales- y el alcance de los mismos, -podríamos decir que no hay actividad o industria que esté exenta de ser transformada por el impacto de las nuevas tecnologías-. Ello es evidente e inevitable.

El ITBA es una universidad cuyo foco de formación y de investigación es la tecnología. A esta  la vemos en permanente relación con la Ingeniería, como base del diseño y la implementación y con la Gestión, como fundamento de los procesos y los negocios.

Ante el amplio panorama de alternativas de los desarrollos tecnológicos a los fines de ser efectivos y conscientes de la limitación de nuestras capacidades, debemos encontrar una focalización conveniente.

Es por ello que en el marco estratégico de los próximos cinco años (2017-2021) hemos decidido impulsar nuestros recursos alrededor de cuatro iniciativas.

La energía, como fuente para facilitar el crecimiento del país, con especial énfasis en la preservación del medio ambiente.  Pensando fuertemente en las oportunidades que genera la diversificación de la matriz energética, con mayor presencia de las energías renovables y el desarrollo de las tecnologías para el desarrollo de los recursos convencionales a través del tight gas y el shale oil & gas, base de la riqueza potencial de Vaca Muerta. En este campo daremos especial énfasis, además, al tema de la eficiencia energética y a la preservación del medio ambiente.

La automatización de la producción y de los servicios, donde la robótica, el internet de las cosas, los Smart grids, la producción 3D, la logística integrada, son todas manifestaciones de tecnologías que aseguran impactos significativos en la productividad y en la competitividad del país.

Esta segunda iniciativa, la vemos como una oportunidad para extender su aplicación a temas sociales vinculados con el urbanismo, la mejora de la calidad de vida y el desarrollo de nuevos materiales.

La digitalización es la tercera iniciativa. Dentro de ella nos orientaremos al desarrollo de la inteligencia artificial, con sus modelos y algoritmos, como también las inmensas posibilidades que surgen de los análisis de la información basados en técnicas de Big Data.

Ello es la base de una cuarta revolución industrial que ya está en marcha y que tendrá manifestaciones claras en el gobierno digital, el comercio digital y los negocios digitales. Esto da origen a inmensos desafíos en los procesos y en la reconfiguración criteriosa de los puestos de trabajo.

Finalmente, la cuarta iniciativa está centrada en un tema amplísimo que hemos elegido en llamar las ciencias de la vida, como fuente del desarrollo de la salud y su impacto en la sociedad. La biotecnología, el equipamiento médico, la informática médica, la biodiversidad, todos ellos capítulos básicos de nuevas interdisciplinas, que demandan investigación y formación en estos conocimientos.

Todas nuestras carreras de grado y postgrado y los centros de investigación y desarrollo hemos decidido orientarlos para dar sustento a las iniciativas.

Con esta perspectiva encaramos el futuro y orientamos a las nuevas generaciones a prepararse para un mundo que ya cambió y a la que la Argentina tendrá que acercarse cada día más. Creemos en el progreso y lo comprendemos lleno de oportunidades, las que sólo se pueden aprovechar al estar preparado.

La universidad es una institución educativa, que en un mundo de cambios exponenciales no puede demorarse en su adaptación, y que tiene un desafío institucional central que es formar a los profesionales y dirigentes de un país para los próximos quince a treinta años.

Cuando ello no se logra, el país no evoluciona y sus graduados universitarios no le devuelven a él la gran inversión que hizo la sociedad al formarlos.

El ITBA se está transformando en base a las demandas cambiantes del nuevo siglo XXI.

Imagen JLR

Ing. José Luis Roces

Rector