Loading...

NOTICIAS

La colaboración como acción

Un alumno del ITBA y una iniciativa que conecta comerciantes afectados por la cuarentena con voluntarios especializados en marketing digital, estrategias de negocios,comunicación y diseño.

Con el avance de la pandemia proliferaron varias iniciativas que mixturan la solidaridad y la aplicación de tecnologías. Uno de los casos más destacados es #SalimosCodoaCodoArgentina, una iniciativa que busca colaborar con los comercios de barrio que actualmente afrontan dificultades para vender.  De esta manera, conecta negocios afectados a raíz de la cuarentena con voluntarios con conocimientos en marketing digital, estrategia de negocios, comunicación y diseño, para que puedan comercializar sus productos y servicios de manera virtual.

Detrás de esta iniciativa sin fines de lucro se encuentra Eugenio Scafati, alumno de la Licenciatura en Analítica Empresarial y Social del ITBA que, junto con varios excompañeros del colegio secundario, decidió replicar el proyecto que ya se estaba desarrollando en Uruguay: “Desde nuestro lugar vimos que esta situación iba a impactar muy fuerte en la economía de la región, pero de una forma muy asimétrica.  Nos pusimos inmediatamente en contacto con los fundadores para evaluar la posibilidad de traer esa iniciativa a la Argentina. Nos comentaron todo con mucho entusiasmo y tres días después de la reunión ya estábamos lanzando Salimos Codo a Codo Argentina”.

El proyecto comenzó a fines de marzo y se propagó principalmente por redes sociales. La repercusión fue más que positiva: hasta el momento cuenta con 350 voluntarios que asisten a alrededor de 250 comercios o pequeños emprendedores.  “La colaboración y las ganas de ayudar que tiene la gente está superando ampliamente nuestras expectativas. Contamos inclusive con voluntarios que ayudan a dos o tres negocios en simultáneo, y otros que son comerciantes y voluntarios a la vez, es decir son ayudados y ayudan en recompensa a otros. Es impresionante la red que se está formando”, explica el estudiante de 21 años.

El equipo inicial comenzó con Matías Salzman, Matías Kahl, Juan Manuel Otero, Vanesa Nahir Acosta, y Eugenio. Mientras que después se sumaron Teo Alexander y Ayelén Lamas (alumna de la Licenciatura en Administración y Sistemas del ITBA).

¿Cómo es la dinámica? Los voluntarios organizan una llamada inicial con los comerciantes o emprendedores, y diagnostican la situación. Posteriormente, analizan la estrategias y herramientas que se podrían implementar en ese caso, e implementan un plan de acción. “En la mayoría de los casos suelen ser cuestiones de marketing digital, diseño, comunicación o estrategia de negocios. Nosotros no exigimos que se otorgue un seguimiento en la implementación, aunque en la mayoría de los casos lo hacen. Es muy alentador ver cómo se entusiasman los voluntarios cuando reciben mensajes de agradecimiento de los comerciantes”, agrega.

Eugenio explica que las mayores dificultades de quienes los contactan se relacionan con trasladar los modelos de negocios a los canales digitales. Mientras que «los rubros más afectados son los de los servicios que necesitan del contacto físico o de un espacio físico para ofrecerlos”.

Si bien #SalimosCodoaCodoArgentina fue pensado para colaborar en esta situación específica, el alumno del ITBA considera que el alcance de este servicio se va a extender durante un buen tiempo. “Hoy estamos 100% enfocados en que esto funcione de la mejor forma posible, aún no nos hemos sentado a conversar qué pasará cuando la cuarentena termine. Somos conscientes de que los daños de la cuarentena trascienden al periodo de cuarentena, por lo cual, no descartamos que esta red continúe funcionando”.

+Conocé más del emprendimiento: