Loading...

NOTICIAS

Hackear la educación

Enrique Dans, profesor de la IE Business School brindó una charla sobre los desafíos educativos suscitados por la transformación digital. ¿Qué otros cambios se vislumbran a futuro?

Los avances tecnológicos llevan a que desde hace años se cuestione la manera tradicional de dictar clases y las formas de aprender. La pregunta a colación se mantiene constante: ¿cuál es podría ser el modelo educativo más abarcativo y provechoso para formar a los profesionales del futuro?

“Hay que repensar las cadenas de valor de las universidades. Cambiar modelos que actualmente parecen ser correctos, pero que quedarán obsoletos más adelante”. Enrique Dans PhD., profesor de la IE Business School de España fue invitado por la Escuela de Ingeniería y Gestión del ITBA para hablar sobre los impactos de la innovación, disrupción tecnológica y transformación digital en el ámbito educativo.

El docente español explicó que los avances tecnológicos “hackearon los modelos de enseñanza”: “Los cambios se hicieron más notorios a partir de los cambios en las posibilidades de acceso al conocimiento. Hoy en día, es muy fácil conseguir información, y resulta impensado que un alumno estudie de memoria. Los docentes tienen que encontrar las formas para llamar la atención de los alumnos. Y el uso de los celulares aparece como parte de la solución”.

La charla también se refirió al mito relacionado con que los centennials demuestran mayores aptitudes para con la tecnología que otros segmentos etarios. “Para los nativos digitales pareciese ser más sencillo simplemente porque los dispositivos se han vuelto menos complejos. Mientras que, las generaciones anteriores deben desaprender lo que ya saben para incorporar nueva información. Pero no por eso, se podría decir que los más jóvenes son más inteligentes, cuentan con las mismas capacidades”.

Para finalizar, Dans ahondó en los desafíos que tienen por delante los profesionales, ya que la transformación digital generará grandes cambios en el mercado laboral. “La capacitación debiera centrarse en profesiones y tareas que no puedan ser reemplazadas por robots”.