Loading...

NOTICIAS

ENTREVISTA A GEORGINA GRENON, GRADUADA EXPERTA EN POLÍTICA ENERGÉTICA

¿Como se llega del ITBA a laXXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático (COP21)?

No hubo ni receta específica ni estuvo muy planeado, pero al menos en mi caso fue una preferencia y una motivación personal por las cuestiones energéticas, industriales, de negocio y el impacto climático de todo eso. Después de una primera experiencia en el rubro petrolero, un MBA especializado en negocios internacionales (INSEAD) y casi diez años de consultoría en estrategia internacional, cuando se me presentó la oportunidad de contribuir directamente a la elaboración de la política energética de un país como Francia, la decisión fue evidente. Luego de 6 años en eso, participar como experta en la COP21 fue como la cereza del postre.

¿Qué es lo que te motivó a convertirte en una experta en política energética renovable?

Como te decía, una cosa llevó a la otra. Pero hubo una decisión consciente de alinear una convicción personal – privilegiar las energías limpias- con la visión estratégica de la importancia que las energías renovables tendrían que alcanzar. Y como en cualquier otra cosa, la mejor manera de contribuir a alinear convicción y visión era arremangarse y trabajar directamente en ello.

¿Cuáles son los desafíos energéticos mas grandes que ves en este momento?

Sin lugar a duda, el desafío más grande es el cumplir al menos con los objetivos de la COP21, que no es poco, y trabajar muy duro para poder avanzar aun más lejos en la reducción de las emisiones para mantener a raya el calentamiento global y preservar un nivel de crecimiento y de desarrollo global saludable.

¿Y cómo se llega aun mas lejos?

La clave es la innovación. Ahora mismo, y por los próximos 30 a 40 años, es indispensable desarrollar nuevas formas de generar energías limpias a gran escala, al menor costo posible para que puedan ser accesibles a todos. Y también nuevas formas de consumo –o mejor dicho de “no consumo”- para reducir la necesidad de energía manteniendo el crecimiento económico. En estos últimos dos años el mundo mostró, principalmente los países desarrollados, que es posible crecer y reducir emisiones, o sea que el camino comienza a vislumbrarse

¿Cómo ves la situación energética en nuestro país?

Como siempre, llena de oportunidades  J. La Argentina tiene enormes recursos en muchos tipos de energía, y en particular en energías renovables. Por ejemplo, las condiciones de viento en una buena parte del territorio deberían permitir la generación eólica à costos netamente más bajos que en muchos otros países que tienen ya varios gigawatios instalados.  Además, la Argentina tiene un potencial importante para mejorar la eficiencia energética a todos los niveles, comenzando por un comportamiento individual. Por ejemplo, el consumidor europeo, acostumbrado a pagar tarifas eléctricas y de gas muy superiores a las argentinas, aísla mejor su casa, apaga la luz al salir de una habitación, usa diferentemente el aire acondicionado. Tanto para el desarrollo de energías renovables como para una mejora en la eficiencia energética, la Argentina tiene una oportunidad única de aprender de los aciertos y errores de otros países y estructurar políticas de estado que trasciendan un gobierno o partido en particular, por el beneficio de todos.