Loading...

NOTICIAS

El ITBA y su transformación

En vísperas del 60º aniversario del ITBA, el Acad. Ing. José Luis Roces analiza los indicadores de gestión que sustentan la visión institucional de la universidad.

Comprender la vida como un permanente cambio, es una lección aprendida por los hombres y las instituciones. El ITBA en sus 60 años, ha demostrado iniciativa y vitalidad para ir adaptándose y crecer ante las distintas demandas que el entorno le propuso.

En mi gestión como Rector desde 2014, hemos acordado que nuestro modelo de gestión debería mostrar esa capacidad de adaptabilidad y lo mediaríamos con una métrica triple.

Atractividad, sustentabilidad y perdurabilidad, son los tres indicadores de gestión que miramos para apreciar si el rumbo de la Universidad es el correcto.

Atractividad, medida por el prestigio de marca y la reputación en los alumnos, padres, benefactores y comunidad científico tecnológica. Sustentabilidad en el ámbito académico, mensurada por el crecimiento de alumnos y graduados, y la empleabilidad de los mismos; y medida en lo financiero por el equilibrio presupuestario propio de una entidad sin fines de lucro. Y finalmente la perdurabilidad, que se observa en la adaptabilidad a los cambios tecnológicos, la renovación de la oferta educativa y en los procesos digitales; como también en la coherencia directiva.

Esa triple medición solo es viable cuando se logra generar una coalición de liderazgo basada en la capacidad, pero mucho más por la existencia de un equipo donde todos los niveles y roles se complementan y trabajan con la pasión de ser efectivos en el aprendizaje de la ciencia y la tecnología.

Si esa es la síntesis de la visión, lo más complejo no está en formularla sino en lograrla día a día. Ello es factible por el compromiso de nuestros docentes, personal de apoyo y directivos, junto con nuestros benefactores. Hoy en esos roles son casi ochocientas personas que confluyen con sus capacidades y su voluntad en un ITBA que se supera diariamente y acrecienta su prestigio en 60 años de vida.

Cercanos a la fecha de celebración de ese aniversario, quiero enviarle a toda nuestra comunidad un sincero reconocimiento y manifestarle mi convicción para que mantengamos este fuerte compromiso que se observa cada día en la transformación del ITBA.