Loading...

NOTICIAS

Un reconocimiento de alto vuelo

El Ing. Alberto Patrón, graduado de Ingeniería Informática y docente de la Licenciatura en Administración y Sistemas recibió el premio Sadosky al CEO del Año en la categoría Pyme por Condor Tech.

El 2 de diciembre la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI) llevó a cabo la 15° edición de los Premios Sadosky, la ceremonia que rinde homenaje al científico Manuel Sadosky y distingue a miembros de la industria que sobresalen por su labor profesional. En esta oportunidad, se galardonó a un representante del ITBA: el Ingeniero Informático y docente de la Licenciatura en Administración y Sistema del ITBA Alberto Patrón fue reconocido como CEO del Año en la categoría PYME por su labor en Condor Tech, la empresa que fundó y que desde 2004 provee soluciones innovadoras en el ámbito de las telecomunicaciones.

“La realidad es que uno no estudia para CEO ni se recibe de CEO. Vamos aprendiendo todo el tiempo y haciendo lo mejor posible. Como CEO uno es simplemente el mascarón de proa de la empresa, pero hay muchísima gente detrás: considero que el premio realmente es para toda la empresa”. Explica el graduado de la Promoción 35 (2000), que además asegura que el valor diferencial de su empresa se relaciona con el trabajo en equipo. “Este año hicimos un retiro con todos nuestros colaboradores y trajimos a un facilitador para hacer actividades de integración. En nuestro caso resolvimos todo súper rápido y cuando hicimos el análisis de la actividad, la facilitadora nos contaba que la idea era `desarmar los silos que se forman en las empresas’. La gente la miraba sin entender bien a qué se refería ya que nuestro día a día es tirar todos para el mismo lado sin ningún tipo de mezquindades. Ese es nuestro diferencial que luego se traduce en buenos productos y servicios que es lo que ven nuestros clientes”.

-¿Qué modificaciones sufrió el mercado de las telecomunicaciones desde que se fundó Condor Tech?

Cambió muchísimo. A nivel ecosistema se vio por un lado una gran concentración en lo que son los vendors grandes y en el camino quedaron empresas icónicas como Nortel, Alcatel, Lucent o Siemens a partir de diversas fusiones y adquisiciones. Al mismo tiempo, el crecimiento de tecnologías abiertas y la migración a arquitecturas como NFV y SDN, junto con el surgimiento de nubes públicas y privadas que hacen que el hardware pase a ser un commodity y lo importante sea el software, nos abrió la puerta a competir más fuerte a empresas de software que no teníamos la pata del hardware. Desde el punto del negocio, hace 15 años todo giraba en torno a la voz que era la principal “aplicación”, mientras que hoy, claramente, la conectividad es el principal producto, y la voz quedó relegada a ser simplemente uno más dentro del portfolio de servicios de valor agregado. Las redes TDM se están apagando en todo el mundo y hoy las promesas de 5G apuntan a poder proveer grandes anchos de banda móvil y a aplicaciones de IoT.

-¿Y de qué manera debió adaptarse la empresa a estos cambios?

-En management está bastante de moda decir que estamos viviendo un mundo VUCA (o VICA -en español): volátil, incierto, complejo y ambiguo. Son características que aplican para cualquier empresa pero que se potencian si sos una pyme, se agrandan si estás en Argentina y se multiplican si estás en tecnología. En estos años tuvimos que lidiar con todos estos cambios de tecnología y dinámicas de mercado. Hoy, si bien nos apoyamos en nuestra historia y la trayectoria que tenemos con aplicaciones para redes de telecomunicaciones, también hemos buscado diversificarnos. Este año logramos entrar en el programa de Google Cloud Technology Partners y estamos ofreciendo y desarrollando soluciones que permiten unir el mundo TELCO del que venimos, con el mundo IT que ofrece Google, haciendo cosas súper interesantes con las APIs que ofrece Google Cloud para BigData, Analytics o procesamiento de voz.

– ¿Qué recomendaciones/tips le podés dar a los alumnos que quieren emprender en el rubro tecnológico?

– Me resulta súper interesante el enfoque de la Licenciatura en Administración y Sistemas, donde se aborda la cuestión tecnológica, pero también cuestiones que van mucho más allá. En el último congreso mundial de WITSA (World IT & Services Alliance) justamente el foco no fue tanto los avances tecnológicos, sino el costado humano y el impacto de la tecnología. Las iniciativas exitosas no están necesariamente asociadas a las últimas novedades, sino a un buen matching entre producto y necesidad. Los alumnos van a tener que aprender a poder leer bien tendencias técnicas, pero también sociales. De las 64 especializaciones relacionadas con informática que presentó la CESSI (Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos) este año hay varias con un basamento técnico como IoT, VR/AR o inteligencia artificial, pero también otras como Experiencia de Usuario, Analytics o Social Media, que requieren una mirada mucho más amplia. Van a necesitar ser curiosos en un sentido amplio y estar preparados para el cambio permanente.