Loading...

NOTICIAS

Cátedra pura

¿Qué impacto viene produciendo la innovación tecnológica en la macroeconomía y en las profesiones STEM? El profesor del MIT Economics Dr. Michael Piore, y una conferencia que invitó al debate.

Los cambios generados a partir de la proliferación tecnológica representan temáticas recurrentes en los últimos años. Son muchos los autores que las abordan y, en muchos casos, los contenidos parecen repetirse. En este contexto, el Dr. Michael Piore es la excepción a la regla: el profesor emérito de MIT Economics ofrece una perspectiva holística original en las que las variables interactúan entre sí. Y que ahonda tanto en lo micro como en lo macro.  Es por eso que la conferencia que brindó en el Aula Magna despertó tanto interés. Titulada como “Engineering and innovation in a time of Reactionary Populism” se focalizó en los progresos más destacados en los últimos años y en las incidencias que producen.

Piore comenzó el encuentro haciendo hincapié en lo que el denomina como “el Consenso de Silicon Valley”, un argumento centrado en el polo de la industria IT, que esgrime al avance tecnológico como una fuerza natural que repercute en todos los ámbitos. “Sus dos pilares son la innovación y el conocimiento de la economía. En el ámbito laboral, por ejemplo, se observa una evolución estructural que vira a que los trabajadores se vuelvan altamente capacitados en tecnología y que sean capaces de crearla y gestionarla”, explicó el invitado.

El rol del estado en el desarrollo tecnológico fue otro de los aspectos que el profesor del MIT resaltó: “En Estados Unidos, el Gobierno Federal juega un papel fundamental en la evolución de la tecnología. Financia más de la mitad de los fondos nacionales en gastos en I + D, y ha sido responsable de las innovaciones clave en comunicaciones y tecnologías biomédicas. También ha estado financiando y promoviendo la tecnología robótica”.

La conferencia también se orientó a los cambios visibles en las posiciones laborales. Piore resaltó que desde las organizaciones se busca elevar la calificación de los empleados que ya están contratados. Porque, en definitiva, según él, si bien muchos no cuentan con una educación formal, la experiencia los convierte en un personal acorde a las necesidades. “Este conocimiento clínico es esencial y se observa mucho en la Industria del Software. Son empleados proactivos, que trabajan a la par de ingenieros y otros profesionales, con la capacidad de asumir gradualmente muchas de sus tareas, además de demostrar competencias para inventar otras formas de hacer y entender el trabajo”.

Para finalizar, el invitado hizo referencia a la tendencia de formar profesionales de carreras STEM. “El consenso sobre la dirección en la que está evolucionando la tecnología lleva a los responsables políticos a inclinar las inversiones en educación y capacitación hacia la formación de ingenieros y científicos. Esto es observable en gran parte del mundo”, concluyó.