Loading...

NOTICIAS

Una adquisición, múltiples aplicaciones

El Departamento de Ingeniería Mecánica incorporó un microscopio electrónico de barrido de última generación. Una herramienta que promete impulsar el desarrollo de distintas líneas de investigación.

El área de metrología del Centro Integrado de Desarrollo en Ingeniería Mecánica (CIDIM) acaba de adquirir un microscopio electrónico de barrido -marca Carl Zeiss, modelo Evo 10- que permite el análisis de muestras a una escala micro y nanométrica. También conocido como SEM (en inglés, Scanning Electron Microscope) resulta de gran utilidad para distintas actividades: en el área de materiales es sumamente útil, ya que facilita el análisis de componentes; desde aceros, aleaciones y nanopartículas de óxidos y/o metales, hasta muestras biológicas como microorganismos o bacterias. Mientras que, en el área química, algunos proyectos de investigación requieren estos estudios, ya que actualmente en el ITBA se está trabajando en la síntesis de nuevos materiales nanoestructurados y esta herramienta logra su caracterización.

El microscopio electrónico de barrido fue incorporado gracias al aporte de fondos de la organización Techint. “En Ingeniería Mecánica a los alumnos los ponemos en contacto con el microscopio desde el primer año de la carrera. Cuando hacemos foco sobre una superficie de fractura y ven los detalles micrométricos por primera vez, se escuchan expresiones de asombro.  Después de eso cada cosa que les llega a las manos la quieren observar en el SEM. Para nosotros es una herramienta fundamental para estimular su curiosidad por los materiales, cuya ciencia está siempre en la frontera de los avances tecnológicos”, explicó el Coordinador del Centro de Ingeniería de los Materiales (CeMat) y docente del Departamento de Ingeniería Mecánica, Ing. Nicolás Oyarzábal.

Entre otros beneficios, este instrumento, además, será capitalizado por la Universidad en actividades de vinculación tecnológica, ya que se podrán ampliar la capacidad y complejidad de los servicios ofrecidos a terceros. “El SEM es muy importante para nosotros, dado que facilita el desarrollo de distintas líneas de investigación. Lo pueden utilizar todos los departamentos de ingeniería, porque puede emplearse para el análisis de tejidos o de minerales de perforación, actividades relacionadas a la Bioingeniería y la Ingeniería en Petróleo, respectivamente”, concluyó la Dra. Laura de Angelis, docente del Departamento de Ingeniería Química e investigadora del Centro de Ingeniería del Medio Ambiente (CIMA) del ITBA.

+Mirá algunas imágenes del SEM: