Loading...

Un laboratorio 3D para acercar la enseñanza a las demandas industriales

María Elena Polack - La Nación - Link a noticia online

`Nuestros estudiantes tienen que estar formados con lo más cercano que pasa en la industria`, sostuvo Sebastián Mur, director de la carrera de Ingeniería Industrial del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), al inaugurar el Laboratorio de Manufactura Digital.

El nuevo laboratorio alberga las impresoras 3D que ya usan los estudiantes de casi todas las carreras de esta casa de estudios especializada en ingenierías y una joya de la que solo hay cinco en América Latina (en Chile, Colombia, Brasil y Perú): una impresora 3D Stratasys J750, muy utilizada en la investigación industrial y en la medicina.

Con el apoyo de la empresa Techint y de la Asociación Amigos del ITBA, se desarrolló el nuevo Laboratorio de Manufactura Digital, en uno de los edificios de la sede del instituto, en la avenida Madero 399, de esta ciudad.

`Nuestra idea es formar alumnos en todas las aplicaciones que brindan las impresoras 3D, además de poder brindar servicios a industrias y a la salud`, explicó a la nacion Jorge Leporati, responsable del Laboratorio de Manufactura Digital, al señalar que la nueva impresora estaba trabajando sobre un block de un motor de automóvil.

Además del aprendizaje puntual del manejo de impresoras 3D, los estudiantes también pueden hacer uso de horas especiales para desarrollar sus propios proyectos. Y, en algunos casos, esas horas las pueden donar a sus compañeros para que también puedan imprimir sus diseños.

Todo el Laboratorio de Manufactura Digital está abierto a todas las especialidades que se cursan en el ITBA, más allá de integrar formalmente la currícula de Ingeniería Industrial.

El desarrollo del laboratorio permite imprimir piezas más grandes y auditadas con normas internacionales. En el campo de la salud, se imprimen distintas partes del cuerpo según los requerimientos específicos.

Es usual que los cirujanos impriman los `casos` que van a intervenir para estudiar puntualmente cuáles son las técnicas que se adaptarán mejor al paciente. También se simulan estudios, preparados médicos, guías quirúrgicas y desarrollos de productos finales para uso industrial.

El ITBA adquirió la primera impresora 3D en 2009; en 2017, realizó la Primera Semana de Impresión 3D, en la que exhibió su potencialidad. Con este nuevo desarrollo, indicó Mur, `el ITBA está a la altura de cualquier empresa a nivel mundial`.

Jorge Leporati hizo hincapié en lo que significará para los estudiantes el manejo de estas tecnologías porque, ejemplificó, `las empresas podrán hacer diseños propios o hacer repuestos puntuales sin necesidad de contar con grandes stocks`.