loader image

Menú

Un grupo de investigadores, docentes y alumnos de la carrera de Bioingeniería del ITBA, y un estudio centrado en el análisis de los niveles de depresión y trastorno de ansiedad generalizada (GAD) durante diferentes momentos de la pandemia.

“La ansiedad y la depresión están directamente asociadas con los niveles de actividad física e interacción social durante la pandemia de COVID-19”. Esta afirmación es producto de una de las conclusiones de la investigación realizada por el Instituto Tecnológico Buenos Aires (ITBA), que evidenció el impacto que produce en la salud mental de estudiantes universitarios la falta de actividad física y de interacción social durante la pandemia de COVID-19. El estudio se centró en el análisis de los niveles de depresión y trastorno de ansiedad generalizada (GAD) durante dos momentos diferentes durante la pandemia, el cual demostró que los niveles de depresión y la ansiedad bajan de acuerdo con la realización de ejercicio físico de tres o más días a la semana y con períodos de interacción social iguales o mayores de seis meses.

En el marco de la pandemia por la COVID-19 y las políticas de restricciones que se llevaron a cabo para evitar la propagación del virus, la investigación liderada por el Dr. Fabricio Ballarini, Director del Departamento de Ciencias de la Vida y de la carrera de Bioingeniería del ITBA, buscó sondear el estado emocional de los estudiantes universitarios residentes en el área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) a partir de una prueba estructurada que permitió analizar los niveles del trastorno de ansiedad generalizada (TAG) y la depresión frente a la epidemia en dos períodos diferentes. En total, la muestra contó con la participación de 260 estudiantes divididos en dos grupos diferentes entre 18 y 30 años.

El proyecto fue llevado a cabo por un equipo de investigadores integrado por Fabricio Ballarini; Alejo Barbuzza (UBA, ITBA); Pedro Benedetti (ITBA); los estudiantes Celina Goyeneche (UBA); Victoria Reppucci (ITBA) y Franco Moscato (ITBA); Daniela Ramírez Butavand, Docente e investigadora (ITBA); Cynthia Katche, Docente e investigadora (ITBA); Jorge Horacio Medina, Investigador (ITBA); Diego Moncada, Docente e investigador (ITBA) y Haydée Viola, Asesora (ITBA).

El estudio se basó en preguntar sobre la actividad física semanal de los jóvenes y su nivel de interacción social.  “Encuestamos a dos grupos de estudiantes universitarios en el Área Metropolitana de Buenos Aires: un grupo interno del ITBA y otro conformado por estudiantes de múltiples universidades. La encuesta se realizó a finales de octubre / noviembre de 2020, tras un pico de contagios. Algunos de los participantes fueron encuestados nuevamente en enero de 2021, durante las vacaciones académicas y después de un valle de contagio, para análisis longitudinal”, explicó Ballarini.

Nuestros resultados sugieren que realizar una actividad física regular y evitar periodos prolongados del aislamiento social dio beneficios a la salud mental. Sugerimos que las políticas públicas podrían considere proteger estos comportamientos bajo estándares de salud y seguridad”, concluye.