loader image

Menú

El 100K LATAM 2020 distinguió a los proyectos más innovadores de la región. El premio mayor fue para ECO PANPLAS, una iniciativa de Brasil con un método innovador de reciclaje.

El martes 17 de noviembre se cerró otro capítulo  de la competencia que organiza el ITBA junto con el MIT (Massachusetts Institute of Technology) Sloan Latin America Office.  En esta oportunidad, debido a las circunstancias conocidas por todos, la gran final del 100K LATAM se llevó a cabo de manera virtual. Pero, a pesar del cambio de formato, la esencia se mantuvo intacta: los 15 proyectos -elegidos entre 1385 proyectos de 16 países de Latinoamérica y el Caribe- compitieron en tres categorías.

El proyecto ganador en la categoría “Launch” (Plan de Negocios) fue ECO PANPLAS, de Brasil, una startup orientada en el reciclaje de envases plásticos contaminados sin utilizar agua, ni producir residuos y con una alta reducción de emisiones de C02, a través de una solución tecnológica propia, disruptiva y pionera a nivel mundial. «Estamos muy felices por haber logrado esto, es fundamental para poder generar un impacto positivo en la región», reveló el representante de la iniciativa que obtuvo el premio de U$S 55.000.

A su vez, en la categoría “Accelerate” (Prototipo) el primer lugar lo alcanzó EcoScience Lab, de México. El proyecto se centra en el diseño y fabricación de un biorreactor que permita la captura y transformación de los principales contaminantes (CO2, SOx, NOx, PM2.5 y PM10) procedentes de gases industriales, mediante la utilización de microorganismos fotosintético. «Es el principio de una gran oportunidad para nosotros. Vamos a trabajar para generar un gran cambio en Latinoamérica y el Caribe. Los demás equipos de la categoría nos inspiraron mucho», destacaron los tres integrantes de la startup que podrá continuar su proyecto gracias al premio de U$S 20.000.

Por su parte, la categoría Pitch (Ideas) reconoció al proyecto BioSynáptica, oriundo de Santa Fé, Argentina. La startup desarrolla un medicamento innovador para las enfermedades neurodegenerativas. Se basa en la utilización de la N-glicosilación como medio para bloquear la actividad no deseada de EPO humana (hEPO) y preservar o incluso mejorar la actividad de interés.«Estamos muy contentos, nos encontramos en una etapa inicial, tenemos mucho empuje y sabemos que a partir de esto vamos a poder llegar al mercado para ayudar a millones de personas que han perdido la esperanzas en todo el mundo», explicaron los miembros del equipo que accedió a U$S 5.000.

Los finalistas fueron evaluados por un jurado de especialistas y referentes en distintas disciplinas, compuesto por Bar Kafri (Fmr Managing Director MIT 100K & Head of US Operation, Fabric; Sr Product Manager Amazon Web Services),  Gabriela Macagni, (Socia del Fondo MatterScale y miembro del Directorio de Cresud), Gustavo Pierini (Presidente de Gradus Management Consultants), Maria Alice Frontini  (Angel Investor, President de MIT & MIT Sloan Club of Brazil), Sebastián Bagó (Director General de Laboratorios Bagó), Nicolás Braun (Gerente General de Supermercados La Anónima), María Merola (Directora Ejecutiva de Ashoka Argentina, Uruguay & Paraguay), Joaquín Morixe (Director Ejecutivo en Endeavor Uruguay), Jacqueline Cruz, (Ganadora de la categoría Launch 100K LATAM 2019), Alejandro Melhem (Country Manager de Mercado Pago para Argentina, Perú y Uruguay), Agustina Fainguersch (CEO de Wolox), Eduardo Belio (Director de iúnigo y Grupo San Cristóbal), Claudio Maggi (Director Ejecutivo de OpenBeauchef), Julia Turnbull (Assistant Director, MIT Legatum Center for Development & Entrepreneurship) y Agustín Rotondo (Regional Manager de Wayra Hispam).